LA PAZ IMPOSIBLE PARA ALGUNOS INEVITABLE PARA OTROS

Imagen tomada de Canva

En un mundo lleno de tensiones, diferencias y desafíos, la búsqueda de la paz se convierte en una aspiración profunda para muchos. Sin embargo, según Un Curso de Milagros (UCDM), la paz no se encuentra en cambiar las circunstancias externas, sino en transformar nuestra percepción interna.

El conflicto es un espejismo, una ilusión que proviene de nuestra mente egoica. Esta mente, en su búsqueda de poder, control y separación, ve el mundo como un campo de batalla constante. Percibe amenazas en todas partes, incluso en las situaciones más triviales.

Cuando vivimos desde esta mentalidad conflictiva, la paz parece inalcanzable. Siempre estamos en guardia, en lucha constante, defendiendo nuestras opiniones y deseos. Nos sentimos atrapados en un ciclo de ansiedad y hostilidad.

Un Curso De Milagro, dice que la clave para encontrar la paz, está en cambiar nuestra percepción y actitud hacia el mundo y los demás. En lugar de ver conflictos y amenazas, podemos optar por ofrecer paz. ¿Qué significa esto?

Ofrecer paz implica soltar la necesidad de tener razón, de juzgar a los demás y de ganar discusiones. Significa abrazar la comprensión, la compasión y el amor. Cuando elegimos responder a las situaciones desde un lugar de paz interior, cambiamos la dinámica de nuestras relaciones y experiencias. La paz interior es el fundamento de la paz en el mundo. Cuando encontramos la tranquilidad dentro de nosotros mismos, dejamos de proyectar conflictos en nuestro entorno. En lugar de ver enemigos, vemos hermanos y hermanas en el viaje de la vida.

Cuando ofrecemos paz, encontramos que la paz se convierte en un reflejo inevitable de nuestras acciones. Las personas responden a nuestra actitud pacífica con apertura y calma. Las situaciones que antes parecían inmanejables se vuelven más manejables.

Un Curso de Milagros nos recuerda que la paz no es un estado pasivo, sino una elección activa. Es un regalo que podemos ofrecer al mundo y a nosotros mismos en cada momento. Al optar por ver más allá de los conflictos, abrazar la paz interior nos convertimos en portadores de la paz en un mundo que tanto la necesita.

¡Descubre más sobre cómo cultivar la paz interior y transformar tu vida participando con nuestros cursos y próximos eventos! Haz clic aquí